Es habitual que un perro salude a su propietario intentando lamerle la cara. Pero, si nos fijamos, también hace lo mismo cuando saluda a ciertos perros en el parque. Por eso los lametones en la boca y en la cara pueden ser descritos como besos dentro de lo que sería el lenguaje canino. A fin de cuentas, cumplen una función parecida a la de los besos que nos damos las personas entre nosotras para saludarnos.

La mayoría de las bocas de los perros tienen una gran cantidad de bacterias, hay organismos únicos en los perros que los humanos no podemos combatir o tolerar. Algunas bacterias  que están la boca de los perros conocidas como la E Coli, el clostridium, camplylobacter y la salmonella, pueden causar estas graves enfermedades en los intestinos y en el estómago de los seres humanos.

Por otra parte el doctor John Oxford de la Universidad Queen Mary de Londres que es experto en microbiología dijo que nunca se debe permitir que un perro lama la cara de las personas, porque no es solo lo que llevan la saliva sino que también ellos pasan el hocico por lugares desagradables e incluso huelen los excrementos de otros perros, por lo que su boca está llenas de virus, bacterias y a gérmenes.

Para evitar todo esto, los expertos recomiendan evitar que tus mascotas te besen, también debes asegurarte que tu mascota se encuentra al día con todas sus vacunas, debes mantener a tu mascota alejada de las heces y tienes que lavarte las manos regularmente con agua y con jabón.

Hay que evitar los lametones en la boca, los ojos, la nariz y las heridas.

Compartir
Go Top